Crítica: Fast and Furious 6 (2013)

Crítica: Fast and Furious 6 (2013)

hr_Fast___Furious_6_-Poster-Preview

-ESTA CRITICA NO CONTIENE SPOILER

Mientras que la mayoría de franquicias van perdiendo su esencia con cada secuela, Fast and Furious 6 se convierte en la excepción. Con cada entrega la película sigue siendo algo fresco y se siente que tiene vida para seguir con la historia, luego del renacer que tuvo con “Fast Five”.

Una franquicia que comenzó con carreras de autos, pasó a ser una entretenida película de acción, con robos al más puro estilo de “Ocean’s 11” en su quinta versión, dando la bienvenida a nuevos actores y recibiendo buena aceptación de la crítica.

“Fast and Furious 6” ya no se trata de carreras de autos, ni de robo de bancos, sino de terrorismo, brindando al espectador inmensas dosis de entretenimiento.

Las secuencias de acción son asombrosas, comprensibles, bien hechas y rara vez vistas en otras películas de acción, habrá momentos en los que nos dejarán con la boca abierta, riendo y con ganas de aplaudir las genialidades presentadas.

Otro ingrediente que contribuye para el éxito de la película es la buena química que hacen los actores. Tyrese Gibsons y Ludacris tienen escenas que nos causarán muchas risas. Luke Evans da un paso al frente con respecto a su actuación pasada como “el malo”.

La historia del filme no es nada del otro mundo, pero podría dejarte sorprendido uno que otro giro que dará la historia.

Si hay algo que aprender de esta franquicia es que los cambios no siempre son malos. Aunque en un principio todo era sobre carreras, en esta no se perdió la esencia, para complacer a los viejos fanáticos, pero la historia central es otra.

Fast and Furious 6 es sumamente entretenida y vale la entrada al cine. Y a juzgar por lo que vimos en pantalla y la reacción del público, “Fast and Furious 7” será un final increíble para la serie.

Calificacion: 7.5/10


Comentarios

comentarios

Articulos relacionados